El problema acometido

La caza ilegal de aves silvestres y protegidas tanto por la Directiva Aves de la Unión Europea como por la legislación nacional, se encuentra aún extendida a lo largo de Europa. A pesar de ello, su erradicación se considera como de poco interés por parte de la administración, y es socialmente aceptada en varias regiones de Italia, Grecia y España.

Las causas de fondo de este problema se encuentran muy relacionadas con la falta de sensibilización y concienciación entre las autoridades públicas, comunidades locales y el público en general. Las comunidades locales no tienen conciencia de la importancia de las aves migratorias como parte crucial de la biodiversidad europea y tienen un conocimiento limitado de la legislación vigente. Además, las fuerzas del orden se encuentran escasamente informadas sobre las provisiones legales de la Directiva Aves, y a veces desconocen los procedimientos que deben seguir para enfrentarse a la caza ilegal de aves silvestres.


España

Un importante número de aves (de media entre 120.000 y 430.000, en algunos años hasta 2 millones) son ilegalmente cazadas cada año en España. Este número incluye especies protegidas y/o con un estatus de conservación desfavorable. Una de las actividades ilegales más extendidas es el ‘parany’, un método de trampeo de aves que impregna a las aves con pegamento cuando éstas se posan en árboles especialmente podados, impidiendo que puedan volar y causando su caída al suelo, donde se les da muerte. Las especies afectadas son principalmente zorzales, aunque debido a la falta de selectividad del método de caza, cerca del 30% de las aves capturadas se encuentran protegidas por ley.

IMG 5580

Los furtivos son activos principalmente de noche, durante la migración otoñal y especialmente durante los fines de semana y días festivos. Cada otoño, más de 2.000 paranys ilegales operan principalmente distribuidos a través de distintas regiones de Castellón, norte de Valencia, sur de Tarragona y sureste de Aragón, con la participación de 3.000-6.000 personas. En estas regiones hasta 1,5 millones de aves pueden ser matadas en solo un mes.

DSCN7446    DSCN9409

A pesar que en años recientes se ha observado un incremento del número de paranys, las multas a furtivos han disminuido, y las autoridades locales amparan dicha práctica, las cuales, junto con asociaciones de furtivos, consideran que un carácter ‘tradicional’ predomina sobre la legislación vigente y la protección de las especies.

 

Italia

El trampeo ilegal de aves migratorias e invernantes tiene una larga historia en el suroeste de Cerdeña (Sulcis); la actividad se encuentra prohibida desde 1939, pero la prohibición nunca se ha cumplido suficientemente.
Las aves objetivo de estas prácticas son principalmente zorzales, las cuales, junto con otras aves migratorias e invernantes, son capturadas mediante diferentes sistemas ilegales, como cepos, trampas y redes. Las aves capturadas y matadas son vendidas posteriormente a restaurantes, en mercados u ofrecidos como obsequio apreciado en algunas regiones.

La actividad de caza ilegal encuentra su máxima intensidad entre octubre y diciembre, aunque se practica con menor intensidad en septiembre y desde enero hasta marzo. Sin embargo, es posible encontrar trampas en los senderos de los bosques de esta región a lo largo de todo el año, mostrando el carácter indiscriminado de esta práctica.

Italia - Sulcis 4 a   Italia - sulcis A

Se estima que cada año 300.000 aves mueren a través de estas prácticas ilegales; de media, 18.000 trampas (entre 2005 y 2010) son recogidas por LIPU en colaboración con las autoridades policiales locales.

El área de Sulcis es una localidad muy importante para mirlos y zorzales invernantes y migrantes a través del Mediterráneo. La actividad ilegal es practicada en mayor medida por los jóvenes de la población local, los cuales trampean las aves siguiendo una “tradición”. Dada la coyuntura económica actual, con una fuerte disminución de oportunidades de empleo, el furtivismo a cambio de alimento o dinero ha aumentado.


Grecia

La caza ilegal durante la migración primaveral ha tenido lugar durante décadas en las Islas Jónicas, siendo más intensa en las islas de Zakynthos, Strofadia, Corfu, Paxoi y Othonoi.


Esta actividad ilegal se encuentra profundamente arraigada en la cultura local. Además, representa beneficio económico para la comunidad local, dado que las parcelas de tierra correspondientes a los mejores puestos de caza son alquiladas por mucho dinero a los cazadores ilegales durante cerca de tres semanas entre finales de Marzo y principios de Abril. La actividad ilegal en las Islas Jónicas es particularmente grave: los muestreos llevados a cabo indican que en esta región se pueden alcanzar los 15.000 disparos de escopeta al día.

Grecia - falco15x16

La especie a la que se dirigen principalmente estas actividades ilegales es la tórtola común. El estatus de conservación de esta especie es clasificado como “Desfavorable” en la Unión Europea atendiendo a criterios poblacionales. Ademñas, presenta una tendencia negativa debido a la destrucción de su hábitat y niveles insostenibles de explotación cinegética, junto a la caza ilegal. Sin embargo, durante el período de migración primaveral, cuando las aves migratorias vuelven cruzan el Mediterráneo para reproducirse en Europa, otras especies de rapaces y garzas migratorias son cazadas furtivamente cuando, agotadas por la travesía por el mar, alcanzan tierra. En la práctica, la caza ilegal durante la primavera en las Islas Jónicas se encuentra incontrolada.

A pesar que en 2010 se produjeron varios arrestos, los cazadores se cuentan por cientos. Pero, peor aún, ningún cazador ha sido nunca encarcelado o ha recibido sanción.

Fenicotteri uccisi - 3x2

 

Supporter & Beneficiaries

Demo Demo Demo Demo Demo leaving is living project